sábado, abril 03, 2004

nacimiento 

Apurar, cielos, pretendo,
ya que me tratáis así
qué delito cometí
contra vosotros naciendo;
aunque si nací, ya entiendo
qué delito he cometido.
Bastante causa ha tenido
vuestra justicia y rigor;
pues el delito mayor
del hombre es haber nacido.


La Vida es Sueño, Pedro Calderón de la Barca

Donde los optimistas se enfrentan a la realidad