lunes, abril 05, 2004

terror, miedo, odio 

Sábado 3 de abril. La policía ha rodeado un edificio en Leganés en el que se encuentran terroristas relacionados con el sangriento atentado del 11 de marzo. Amenazan con inmolarse antes de ser capturados con vida. Horas después, cumplen su amenaza y se llevan con ellos la vida de un GEO.



Se ha abierto la veda. El "miedo al moro" se ha convertido en institución. Y el miedo se transforma pronto en odio y, después, en rechazo. El rechazo aumenta las filas de los terroristas y les da poder para generar más terror, más miedo, más odio y más rechazo. Es una endiablada serpiente que se muerde la cola y todos cumplen su papel a la perfección.

Ni todas las mochilas llevan bombas, ni todos los hombres son maltratadores, ni todos los vascos son terroristas, ni todos los marroquíes son fundamentalistas. Pero nadie es capaz de vencer al miedo.

Donde los optimistas se enfrentan a la realidad