viernes, mayo 21, 2004

Arco Iris sobre las Nubes 

No es la primera ver que hablo de los eufemismos que se usan para referirse a las guerras, perdón, conflictos y a los muertos, perdón, bajas que ellas provocan. Ahora, lo último en marketing bélico son los nombres de las operaciones.

Estos días, el ejército israelí ha emprendido una misión sobre Rafah con el supuesto objetivo de impedir la llegada de misiles, procedentes del desierto del Sinaí, a través de túneles excavados bajo la tierra.

Nombre: Arco Iris sobre las Nubes.
Medios: excavadoras para destruir las casas, helicópteros con los que lanzar misiles y tanques y blindados con los que "rematar" la faena.
Resultado: decenas de casas destruidas, cientos de heridos y más de cuarenta muertos, de los que ni la mitad eran terroristas y buena parte eran niños.


Bush, mientras tanto ha calificado la situación de "inquietante" y en la resolución de condena aprobada por el Consejo de Seguridad de la ONU, sólo EEUU se ha abstenido. Yo, por mi parte, no creo que sea suficiente con aprobar una resolución de condena, y he escrito una carta al señor George Bush. En ella, le hablo de la represión a la que Sadam Hussein sometió al pueblo kurdo y por la que Estados Unidos liberó Irak. A continuación, le comparo la situación con la represión a la que Sharon somete al pueblo palestino y le hablo de la necesidad de invadir Israel. Estoy seguro de que me responderá en breve.

Por cierto, el nombre de la operación viene del arco iris que salió sobre las nubes tras el diluvio universal y que destruyó a todos los pueblos. En esta ocasión, el único pueblo destruido será el palestino, la lluvia será de sangre y sólo un idiota pensaría que alguna vez saldrá el arco iris.

Donde los optimistas se enfrentan a la realidad