miércoles, junio 02, 2004

Suma y sigue 

La policía sospecha que Carla R.M., de 18 años, cuyo cadáver apareció el martes cerca de Alzira (Valencia), podría ser una nueva víctima de violencia de género. Los primeros indicios señalan como principal sospechoso a un ex novio, revelaron fuentes cercanas al caso. Por la noche, Daniel R., de 21 años, fue detenido por su supuesta implicación en el crimen.

El cuerpo sin vida de la chica, hallado por unos ciclistas en el paraje de La Font del Garrofer, presentaba numerosas heridas en el tórax que podrían haber sido realizadas con un objeto punzante. Además, su rostro estaba desfigurado y tenía un corte en el cuello.


Una más. La número 26 del año.

Para mí resulta incomprensible el mecanismo que hace que alguien mate a una persona a la que supuestamente ama, o quizás amó. Creo que puedo entender la rabia, el dolor, porque es algo que todos hemos sentido alguna vez. Lo que no entiendo es como se supera el bloqueo que debería existir para matar a una persona de forma consciente. ¿Tan poco valor tiene la vida en nuestra sociedad que con tanta facilidad se quita? Hemos llegado al punto en el que, personas aparentemente normales son asesinos en potencia. ¿Tanto se ha devaluado la vida?

Quizás la, para mí afortunada, abolición de las férreas convicciones religiosas ha sido tan rápida que no ha habido tiempo para sustituirlas por unos valores morales que sustenten a la sociedad. Que nadie entienda con esto que abogo por una "vuelta a la religiosidad", sólo pienso que los valores morales están hoy en día bajo mínimos y algo habrá que hacer. Hay que sustituir el sentimiento de pecado que frenaba a las anteriores generaciones por algo más útil que el miedo al castigo penal. Hay que inculcar en la sociedad que la vida es preciosa y que como tal hay que tratarla.

Pero esto son sólo pajas mentales. Yo estoy aquí teorizando sobre la moralidad y Carla, 18 años, ya no está entre nosotros. Su futuro ha sido arrebatado por la fuerza a manos de alguien sin alma.

Suma y sigue.

La obsesión, que se fundamenta en la represión, envidia e ignorancia de la sociedad, puede ser más peligrosa que la muerte. Una lástima.
Opinión de Blogger Jorge Pedro escrita a las 7 de junio de 2004, 20:11 - #  
Debemos buscar las causas de la violencia de género dentro de la cultura. En la educación familiar. Me pregunto hasta que punto soportamos la violencia dentro de los hogares hispanoamericanos. Si vemos con indiferencia golpizas entre cónyuges no podemos extrañarnos que los hijos de esas relaciones asuman como normales tales comportamientos. Y cuan pasivos o activos sean de ahí en adelante esos jóvenes es tanto culpa del actor como de nuestra propia pasividad.
Opinión de Blogger Aristides escrita a las 26 de julio de 2004, 18:39 - #  
Donde los optimistas se enfrentan a la realidad